Popular Posts

Como hacer una cabecera de cama o respaldo de cama


El cabecero del dormitorio o la cabecera de la cama es una pieza clave dentro del dormitorio, y si nos aplicamos de lleno en la creación y ornamentación de la misma, el resultado de seguro nos enorgullecerá. Al pensar en la elección de los muebles, no cabe duda que en lo primero que pensamos es en el cabecero de la cama, ya que este va ubicado en la pared principal del dormitorio, atrayendo todas las miradas al entrar en la habitación, la cual afirmará nuestro gusto y estilo. Siempre teniendo en cuenta las tendencias, materiales, texturas y colores que nos ofrece el mercado.

Hay cantidad de estilos para el respaldo de la cama que puede inspirarnos para dar un paso adelante en este tema. Puede ser cualquier cama: la matrimonial, la de los niños, la de nuestro hijo adolescente. Lo importante es animarse a poner manos a la obra. Cualquier estilo, desde el romántico, clásico, oriental, rústico hasta el retro, puede ser recreado con nuestras manos. Una simple dosis de arte y otra de pericia serán suficientes para lograr el aspecto deseado en la recámara.

Toma nota de lo que necesitarás para una cabecera simple:

- Un recorte de fibrofácil o cualquier madera blanda o mdf. Para esta labor conviene comprar una madera simple y bajo precio, adquirir una tabla de madera rectangular, mdf o reciclar una puerta vieja y adaptarla como una cabecera, para descansar la espalda mientras lees un libro en la cama. El toque personal le dará un plus al diseño.

- Una sierra pequeña, manual o eléctrica (Opcional pues el mdf te lo cortan a medida)

- Tela elástica, lisa o estampada, tambien puede ser cuero como lo muestra la imagen arriba.

- Engrampadora y grampas o tachas. Es decir engrapadora industrial y grapas de las usadas para cajas de embalaje. O puedes pegarlo con silicón frío (de tubo o con inyectores que no se apliquen eléctricamente).

- Algunos materiales opcionales para hacer tu cabecera casera: guata, molduras de madera de pino natural del ancho de tu cama, pintura al agua, hule espuma, tela estampada o el color que quieras y una engrapadora industrial. El hule espuma, del mismo tamaño que la tabla de madera, se forra con la tela que deseas.

Verás qué sencillo que resulta armar esta cabecera:

- Primero deberás tomar las medidas de la cama: el ancho de la cabecera y el alto que quieras darle. Al ancho puedes sumarle algunos centímetros más si deseas que la cabecera asome por los costados, o si lo prefieres puedes hacer que la madera vaya hasta detras de las mesitas de noche, eso hará parecer mas grande tu cama.

- Luego cortas la madera o solicitas la pieza ya cortada con esas medidas. Puede ser rectangular, triangular, con formas onduladas, como se te ocurra. Si crees que no puedes hacerlo solo, acude a un carpintero amigo. Una vez que tengas la cabecera con la forma deseada, sólo restará colocar la tela que puede ser ya previamente acolchada.

- Corta la tela de la misma forma que la de la cabecera, pero dejando al menos diez centímetros extras en todo el contorno.

- Con la engrampadora, une la tela a la madera por la parte de atrás, pero deja un tramo sin unir para poder rellenar la cabecera con la guata o relleno. Una vez que hayas rellenado la cabecera, cierra el último tramo. Estratégicamente son cinco grapas, tres arriba y dos abajo, sobre la tela que cubre el hule espuma, cada una con espacios de 15 centímetros entre ellas. Sobre cada grapa cose un botón (opcional) del mismo color de la tela.

Verás que quedará una cabecera muy colorida y que se adaptará perfectamente a la decoración de cualquier dormitorio, ya que podrás elegir la tela de acuerdo a los colores de las paredes o el mobiliario, así tendrás una cabecera acolchada y capitonada a la moda. Si deseas tener más capitonado, aumenta el número de grapas de forma proporcional al tamaño de la cama.

Luego si lo prefieres, coloca dos lámparas de lectura a los costados para que tu recámara luzca al máximo.

Si esta idea te parece complicada, otra opción es pintar la tabla de tu color favorito o aplicarle estampados de esténcil o dibujos a tu gusto. Para pintar el cabecero, solo tines que dar una o dos manos de tapaporos. Una vez seco, lija bien y aplicas la pintura del color que desees. Utiliza pintura acrilica, es mas facil de corregir si te equivocas y facil de aplicar. Tambien puedes utilizar varios tonos haciendo un esponjado o simplemente aplicando una pátina para que resalte el color. Finalmente, aplica un barniz satinado para protegerlo todo.

Si quieres teñir la madera, primero lija bien, aplica el tinte y vuelve a lijar. Obtendras un tono mas claro u oscuro, dependiendo de las manos que des, a mas manos mas oscuro, tu eliges el tono que te guste. Recuerda que debes lijar entre mano y mano. Para acabar, da una ultima lijada y aplica cera incolora para muebles, deja actuar media hora. Saca brillo frotando bien y listo.

Revise tambien: Fotos de cabeceras bonitas.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment